22 de junio de 2011

Izquierda, derecha, progresismo, conservadorismo y populismo



Hace unos días en un foro de filosofía se planteó una discusión sobre el significado de los términos del título. Para sorpresa, esos términos que usamos todos los días pareciera que no tienen el mismo significado para todos. Por este motivo es que empecé a hacer un examen del significado de esos términos. Empezaré con los dos primeros, sobre los que hay más consenso. No tendré tanto en cuenta la historia de esos términos como su significado actual.

Las características de las personas de izquierda creo que se pueden sintetizar en:

Izquierda

  • Crítico, disconforme social.
  • Sensibilidad por los sectores sociales pobres, sin oportunidades y por los explotados por el sistema capitalista.
  • Cuestionamiento total o parcial del sistema económico capitalista.
  • Rechazo de las jerarquías que defienden al sistema capitalista, como iglesia, ejército, grandes corporaciones.
Dentro de la izquierda se diferencian muchos sectores según:

a)     El objetivo final. Están los que desean reemplazar el sistema capitalista por uno socialista y los que solo desean reformar y controlar el sistema imperante. Pero también están los snobs que no saben realmente qué quieren pero adhieren a ídolos políticos y a grupos más por los métodos de protesta, que les permiten manifestarse como disconformes. Se trata mayormente de jóvenes.
Respecto del sistema socialista como objetivo final, es un tema casi tabú, de esto no se habla mucho ni se analiza. Hasta ahora no ha habido ni un sistema socialista como el que soñaron los ideólogos del siglo XIX, no se sabe a ciencia cierta si es un sistema posible, estable, ésta es mi opinión personal.
b)     Los métodos políticos para lograr sus fines. Dentro de los métodos, están los revolucionarios y los reformistas. Los primeros son partidarios de los movimientos de masas, violentos, que conduzcan a la toma del poder político. Los reformistas descartan la toma del poder violenta, se resignan a un sistema capitalista pero adhieren a buscar reformas parciales mediante el juego democrático representativo y movimientos masivos no violentos.

Los revolucionarios y los reformistas a veces coinciden cuando la meta de la lucha se centra en derrocar a un dictador (objetivo próximo), dejando para después la definición de los objetivos finales. En este caso, hasta los reformistas son revolucionarios. También coinciden en movimientos masivos de protesta del tipo “que se vayan todos” o de los “indignados”.

Es muy frecuente, especialmente entre los revolucionarios, que basen su prédica y su lucha en un “mesías” intelectual, aunque sea del siglo XIX (Marx, Engels, Lenín, ...); no lo digo en forma despectiva por esos intelectuales sino por los que toman sus enseñanzas como “palabra revelada” en vez de considerar que son pensadores, por más relevantes que sean son solo eso y que no han vivido ni sospechado la evolución del capitalismo original al actual (150 años), donde la diferencia de clases ya no es tan evidente por lo menos en valores, como lo fue durante la revolución industrial. Ahora impera el pensamiento dominante y ya no se puede distinguir bien la mentalidad de un obrero de la de un capitalista. Es que culturalmente están ganando los poderes económicos. Estos grupos revolucionarios no suelen tener gran arraigo entre las masas.

Populismo.
Es hacer política apelando frecuentemente al pueblo como fuente de poder,  diciéndose defensor de éste y promoviendo movimientos de masas en su apoyo.  Puede ir asociado a procesos de democratización o no. Puede desembocar en dictaduras, algunas de las cuales pueden ser transitorias o prolongadas. Puede dar lugar a gobiernos de derecha o de izquierda. Incluso a gobiernos democráticos.
Se le suele dar erróneamente el significado de demagogia, lo que no es correcto, porque la demagogia es ampliamente usada por sectores de diferentes signos políticos, hagan o no uso del poder de las movilizaciones populares.
El término populismo se ha usado en política con dos acepciones diferentes; una de ellas tiene un significado positivo, pero también se usa con una connotación peyorativa por los sectores sociales afectados.
El término por sí solo no explicita la posición política resultante.

Progresismo

Implica partidario del cambio. Pero usa actualmente como sinónimo a “de izquierda”, no le veo sentido porque es una definición demasiado amplia y porque si se impusiera un sistema socialista, los progresistas serían los de derecha.

Veamos qué dice Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Progresismo) :

Progresismo y progresista son términos ideológicos de aplicación genérica, que agrupan doctrinas filosóficas, éticas y políticas identificables de un modo amplio con la Revolución francesa de 1789 y movimientos sociales en Estados Unidos a inicios del siglo XIX. En términos sociales, el progresismo tiende a ser identificado con la lucha por las libertades individuales y homologado al concepto liberal.
El progresismo actual varía en sus posturas ampliamente.
En Europa representa un sinónimo de la “nueva izquierda”, de carácter democrática y no necesariamente marxista, que se amplía para defender ciertas causas: aborto, libertad sexual, laicismoecologismoregionalismo, etc.
En América Latina, el progresismo está asociado a corrientes políticas complejas que promueven el nacionalismo, el antiimperialismo o incluso el socialismo.
En Estados Unidos, existen dos grupos distintos que disputan el uso del término progresista. Por un lado, se encuentra la militancia en el ala más radical del Partido Demócrata (seguidores de Obama) y que promueven cambios sustantivos en lo económico y político. Por otro lado, existe el movimiento progresista tradicional, que busca romper el bipartidismo y generar “cambios radicales” desde el centro, como por ejemplo, cambios en la política inmigratoria y mayor Intervención del estado en la economía.
Deducimos de lo anterior que el término es muy ambiguo.
Veamos los de derecha.

Derecha

  • Partidario del libre mercado de capitales (liberalismo), sin importar el medio para lograrlo.
  • Logrado el libre mercado, defensor del sistema capitalista sin importarle sus defectos y consecuencias sociales.
  • Aceptación y defensa de las jerarquías que defienden el sistema, como son habitualmente el ejército, la iglesia y las corporaciones.

Conservadorismo  

Es conservador el que no desea el cambio. Es un término tan ambiguo como el de progresismo. En un sistema socialista, serían conservadores los partidarios del socialismo.

Conclusiones

Al hablar de derecha o izquierda, uno hace referencia necesariamente al sistema económico capitalista, aunque no se lo mencione. Teniéndolo en cuenta, se da más claridad a los términos.

En el caso de los de izquierda revolucionaria, muy raras veces se hace mención del sistema económico que se pretende como reemplazo, sólo se dice “sistema socialista” pero se mencionan como modelos a sociedades de transición en un medio extranjero hostil, lo que desnaturaliza los ejemplos, por no ser sociedades estables.

Los términos populismo, conservadorismo y progresismo son imprecisos y solo podrían ser empleados en un marco limitado en el que se puede entender su significado.

NB.: agradezco las colaboraciones de David Ceruti y Jorge Pronsato.

Tuco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja a continuación tu comentario, crítica o sugerencia: